Las lágrimas de San Lorenzo nos visitan de nuevo

Cómo todos los años para estas fechas hay que estar atento a la esfera celeste, ya que nos visitan de nuevo las Perseidas o también conocidas como lágrimas de San Lorenzo. Al coincidir en época de verano, acompañada de buen tiempo y días de vacaciones, es la lluvia de estrellas más conocida por todos.

Cuando digo que nos visitan las Lágrimas de San Lorenzo es desde un punto de vista relativo. Para nosotros los metoroides son los que caen sobre nuestras cabezas, pero cósmicamente somos nosotros los que cruzamos la estela que el cometa Swift-Tutle dejó tras su órbita alrededor del Sol.

Las perseidas reciben su nombre porque su radiante está próximo a la constelación de Perseo.  El radiante es el punto de origen en el cielo desde donde parecen emanar estos meteoroides.

El mejor momento para ver la lluvia de estrellas es la noche del viernes 12 al sábado 13, a partir de la medianoche. Para su buen visionado, es importante que os alejes de la contaminación lumínica de los núcleos urbanos. Aunque este año el evento coincide con Luna llena, hecho que manchará algo la visión tanto en la ciudad como lejos de ella.

Así para su observación, lo ideal es llevar alguna esterilla aislante, algo de abrigo y tumbarse en el suelo mirando hacia el Noreste. posición aproximada de la constelación de Perseo. Cuanta más oscuridad exista mucho mejor. Pensad que el ojo humano tarda unos 15-20 minutos a acostumbrarse a la oscuridad total y cada vez que alguien enciende una luz el ojo ha de acostumbrarse de nuevo. Para evitar esto en astronomía se utilizan linternas con luz roja para no perder la adaptación a la oscuridad.

Con una tasa horaria cenital de 100 meteoros/hora y una velocidad media de unos 59 km/s es de las más apreciadas por los astrónomos amateurs de las que se producen durante el año. La posibilidad de ver un bólido es bastante elevada. Estos bólidos alcanzan un resplandor superior al del planeta más brillante, Venus (magnitud -4). Aunque yo nunca que presenciado ninguno tan espectacular algunos explotan dividiéndose en varios fragmentos, pudiéndose apreciar incluso un efecto sonoro.

El anecdotario

San Lorenzo vivió en el siglo III, fue el diácono responsable de salvaguardar los tesoros de la Iglesia.

En el año 258, el emperador romano Valeriano ordenó decapitar al Papa Sixto II y mandó a San Lorenzo que le mostrara el tesoro de la Iglesia, para ser confiscado. El 10 de agosto Lorenzo se presentó ante el Emperador, seguido por una multitud de enfermos e indigentes. Éste, dijo San Lorenzo, era el tesoro de la Iglesia. San Lorenzo fue martirizado en una parrilla hasta la muerte.

En la edad media el día 10 era el día de máximo apogeo de las Perseidas, he aquí el hecho que le dio su nombre. En el cielo se veían las lágrimas que San Lorenzo derramó en su agonía.

Anuncios
  1. #1 por cost el Viernes, 26-07-2013 - 09:16

    Hi! This is my 1st comment here so I just wanted to give a quick shout out and say I really enjoy reading
    through your posts. Can you suggest any other blogs/websites/forums that cover the same topics?
    Many thanks!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: